La devastación económica del coronavirus pronosticada por la Cepal

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, sostuvo que el Coronavirus “tendrá efectos devastadores sobre la economía mundial, seguramente más intensos y distintos que los sufridos durante la crisis financiera global de 2008-2009”

La Comisión Económica para América Latina (Cepal) ha brindado los primeros pronósticos para la región de lo que ya califica como la devastación económica global que dejará la Pandemia del Coronavirus Cpvid-19 en este año 2020.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, sostuvo que el Coronavirus “tendrá efectos devastadores sobre la economía mundial, seguramente más intensos y distintos que los sufridos durante la crisis financiera global de 2008-2009”.

De forma sintética, Bárcena indicó que preliminarmente América Latina tendrá una contracción económica generalizada, que a fines de este año el registro negativo será de -1,8%, claramente un decrecimiento.

Asimismo, el desempleo también aumentará y el número total de pobres podría aumentar de 185 a 220 millones.

Para Venezuela, con largos años de contracción económica y aumento galopante de la pobreza, sin duda estos pronósticos no son nada de buenos. La crisis económica estructural se agudizará producto de la actual coyuntura.

Escenarios más complejos

En general, en América Latina se complican mucho más los escenarios que se tenían. Ya veníamos con plomo en el ala. Antes del coronavirus se esperaba que la región pudiese alcanzar un crecimiento de 1,6% en 2020, en este escenario adverso, se espera ahora un decrecimiento. Esto me señaló al ser consultado Eduardo Piña, especialista del Sistema Económico Latinoamericano (SELA).

Según Bárcena, quien participó en una videoconferencia organizada por Dialogo Interamericano en Washington, sostuvo el 19 de marzo pasado que el Coronavirus afectará a la región a través de cinco canales:

1) Disminución de la actividad económica de varios de los principales socios comerciales en las exportaciones de bienes de los países de la región.

2) Caída en la demanda de servicios de turismo.

3) Interrupción de las cadenas globales de valor, Esto afectaría a países que importan partes y bienes intermedios desde China para sus sectores manufactureros.

4) La caída de los precios de los productos básicos (commodities), sobre todo para los países exportadores de materias primas.

5) Una mayor aversión al riesgo por parte de los inversionistas y el empeoramiento de las condiciones financieras globales.

Según el economista del SELA, una ventaja comparativa para América Latina, en términos de las políticas económicas y fiscales que se desarrollen, podrá aprovechar la “curva de aprendizaje” de China y algunos países europeos, sobre cómo se hizo frente a la crisis desde el punto de vista sanitario y cómo se manejó el impacto económico de esta situación.

Venezuela: incapaz de atender la emergencia

Algunos países de América Latina estarán más afectados que otros. El caso de Venezuela resalta como una preocupación especial, como ya lo indicamos al inicio.

En 2019, Venezuela exportó aproximadamente 600.000 barriles diarios de petróleo a un precio promedio de $ 56 por barril, para un ingreso de aproximadamente de 10.950 millones de dólares. Para igual volumen de exportaciones pero con un precio reducido en un tercio, Venezuela recibiría apenas 8.000 millones de dólares en 2020, esto lo escribe el ex ministro venezolano Víctor Álvarez, en un newsletter dedicado al impacto económico del Coronavirus.

Según Álvarez, la situación puede ser peor si Petróleos de Venezuela (Pdvsa) se ve obligada a rebajar aún más los precios debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos y que abarcan ahora a la filial de la rusa Rosneft.

En Venezuela, “ante la precariedad de la infraestructura hospitalaria, si la expansión del Coronavirus se escapa de control, el sistema de salud no estaría en capacidad de atender esta emergencia”, alerta Álvarez quien formó parte del gobierno de Hugo Chávez ocupando varias responsabilidades en materia económica e industrias básicas.

Aumento del gasto público en materia sanitaria

En general, este año 2020 se de reajuste y flexibilidad en las decisiones oficiales de los gobiernos de América Latina y el Caribe. Los países de la región deberán expandir su gasto público en materia sanitaria, en fortalecer los servicios públicos de salud, dejando de lado lo que se había planificado y presupuestado para este 2020.

Finalmente Piña me expuso un riesgo al cual se enfrentará América Latina: “Podría aumentar el endeudamiento de la región, dado el crecimiento no previsto que tendrá el gasto fiscal de los estados, que será necesario para enfrentar la crisis provocada por el Coronavirus”

Estando en medio de la tormenta, en este momento, con decretos de cuarentena, en algunos países incluso estados de excepción, y las economías paralizadas en su gran mayoría, es difícil terminar de medir el impacto económico real.